martes, 11 de mayo de 2010

Un pequeño viaje ayer, un gran viaje de futuro

En una mañana a veces fria, a veces calurosa, comenzamos un pequeño viaje, ese viaje que acabaria con la permanente sonrisa de los ultimos dias y que me llevaria a no estar, estando, a no vivir estando vivo, a hacer las cosas sin hacerlas porque mi cabeza seguia buscandote. Ese corto viaje en el que descubriria cuantas cosas extrañaria mas adelante, sonrisas, miradas, suspiros, silbidos, demasiadas cosas para tanto tiempo extrañandolas. Los largos silencios que tanto decian, se producian mas cada vez que se acercaba nuestro destino, preludiendo lo que ocurria al llegar, ese final que hasta el transporte no queria que ocurriera, deteniendose sin querer avanzar. Al final partistes y te vi marchar, ayi me quede contantas cosas que decirte, mi cuerpo se fue, pero mi cabeza se quedo ayi, esperando que vuelvas a por ella y la lleves contigo, aunque sea para otro pequeño viaje, esperando que algun dia ese viaje no sea de distancias, sino de tiempo, de planes, de ilusiones cumplidas, un gran viaje de futuro.

Por eso si no estas, si tu te vas, con tu recuerdo me quedo
Porque comence extrañandote y he acabado necesitandote

1 comentario:

Espiral dijo...

Me encanta leer tanto amor y tan bien expresado, que envidia puramente.

A veces tarda en llegar, pero siempre merece la pena la espera, para todo, si derrama vida, alegría, sensibilidad... (aunque sea un año y tres meses).

Gracias por tu regreso.